Trabaja con nosotros
Si desea más información acerca de nuestras residencias para personas mayores, contáctenos al
93 293 68 94

Actividades con hijos y nietos

La familia es un grupo de personas del que sentimos que formamos parte y al cual pertenecemos, un sentimiento que es recíproco. Del mismo modo, en este grupo con el que interactuamos y surgen alianzas existe un vínculo afectivo. También hay una serie de valores que son característicos de cada familia, definidos por las particularidades individuales y el consenso de los miembros. Así pues, la familia es un contexto de desarrollo y crecimiento de la persona, por lo que es importante cuidar dicha relación. Una buena manera de hacerlo es compartiendo lugares y tiempos de ocio.

Días señalados y especiales…

La sociedad en la que vivimos y la cultura que nos rodea hacen que tengamos bastantes días señalados en el calendario y que habitualmente celebramos. Podemos aprovechar estos días para acercarnos a nuestros hijos y nietos y disfrutar con ellos, no por el hecho de la importancia de estos días en sí, sino para compartir actividades poco habituales con nuestros seres queridos. Por ejemplo: Fiestas de cumpleaños (donde soplamos velas y comemos pastel),  Navidad (donde nos reunimos alrededor de suculentos manjares, cantamos y bailamos), carnaval (donde nos disfrazamos y nos reímos unos de otros, olvidando y dejando en segundo plano el peso de la imagen que existe hoy en día y los estereotipos y prejuicios que rodean a la edad), fiestas mayores o festejos tradicionales. Así pues, con la excusa de la celebración, encontramos un motivo para socializar con nuestros hijos, nietos, sobrinos, etc., de una manera cómoda y fácil.

Actividades para realizar con hijos y nietos

Lo más importante es encontrar un punto de interés común, donde formar parte, disfrutar y compartir.

  1. Aprender a usar las nuevas tecnologías e Internet es una buena herramienta para compartir ratos con nuestros familiares, éstos nos enseñarán y nosotros aprenderemos de ellos.
  2. Las tareas del hogar es un tema recurrente, son tareas que alguien nos tiene que enseñar y el hecho de hacerlas en familia puede resultar divertido e interesante: cocinar, coser, aprender a poner una lavadora, planchar…
  3. Tocar instrumentos o aprender conjuntamente (de forma autónoma o yendo a clases).
  4. Practicar danzas y bailes de interés común, el aprendizaje es mutuo, ya que grandes, pequeños y jóvenes muestran las disciplinas del baile que dominan.
  5. Interactuar con los juegos de mesa siempre es una buena opción, por ejemplo, el bingo o el parchís son muy recurrentes.
  6. Una actividad que tiene que ver con el cuidado de la imagen es poner en práctica trucos de belleza (pintarse las uñas o realizarse mutuamente una higiene facial casera con recetas naturales). Estas actividades también implican realizar una búsqueda de los diferentes tratamientos que se pueden poner en práctica.
  7. Caminar, montar en bicicleta o bien practicar algún deporte es también beneficioso para la salud.
  8. Cualquier acción de la vida cotidiana puede ser un momento para compartir, aprender, acercarse y disfrutar.

 

La participación en actividades iguales o similares a las anteriores que implican la socialización con la familia o con la comunidad contribuye al envejecimiento activo y saludable. Desde el grupo de residencias y centros de día La Vostra Llar ofrecemos un equipo de profesionales del ámbito social que trabajan de mediadores entre familias y residentes para iniciar y practicar actividades conjuntas.

Deja tu comentario