Si desea más información acerca de nuestras residencias para personas mayores, contáctenos al
93 293 68 94

Terapia con perros: Mejora la salud y el bienestar de los residentes de Vora Balís

La residencia de personas mayores Vora Balís de Sant Vicenç de Montalt está expectante. Residentes y equipo profesional esperamos la llegada de los perros. La mañana avanza y la pregunta se repite: “¿Cuándo llegarán?” “Todavía no?” “Mirales! Ya están! “Sunny con su color amarronado y Sheila, su responsable, llegan a la residencia. Sunny está contento y con ganas de explorar el territorio. Su olfato le lleva hacia la cocina, pero finalmente se encamina hasta el gimnasio, la sala donde se realizará la actividad.

Sunny y Sheila esperan en el gimnasio. Poco a poco va llegando el grupo de residentes. Algunos como Luís han tenido perro toda la vida, otros no, pero disfrutan de su compañía. La primera en entrar es María, quien directamente va a saludar a Sunny. A continuación, entran Dolors y Rosa, que hacen exactamente lo mismo. Sheila va haciendo las presentaciones y contestando las preguntas del grupo de residentes. Antonia, Carmen y Luis son los últimos en entrar. Directos a saludar al perro. Sunny se acerca y pone sus patas sobre las piernas de aquellos y aquellas que lo reclaman.

Pasado el éxtasis inicial, comienza la sesión propiamente dicha. Jugamos a bolos con la colaboración de Sunny. Sheila plantea una pregunta y cada uno contesta individualmente. Si la respuesta es válida pueden tirar la pelota para tirar los bolos. Sunny es el encargado de ir a buscar la pelota y devolversela quien la haya tirado. A cambio, recibirá un premio por la tarea bien hecha. Aunque el objetivo inicial sea tirar los bolos, es inevitable echarle algún balón a Sunny para que lo coja directamente. Y él, contento.
Pensamos en nombres y palabras que empiezan por una letra determinada, tiramos los bolos, los contamos y disfrutamos de la compañía del perro. Él pasa un buen rato, conoce gente nueva, juega con el balón y come los premios que le dan.

Terminamos la sesión alegres y con ganas de más. ¡Te esperamos, Sunny!

Deja tu comentario