Los centros de día y residencias La Vostra Llar ofrecen a sus residentes una dieta mediterránea, que favorece un envejecimiento activo y saludable y reduce las probabilidades de sufrir caídas o fracturas. Los nutrientes presentes en la dieta mediterránea pueden ayudar a mantener la actividad física, la fuerza muscular y la energía de los mayores.

Los beneficios de una dieta rica en verduras, aceite de oliva, legumbres, pescado y carne es capaz de frenar la degeneración de las células, propias del envejecimiento. No debemos olvidar que alimentarse de forma adecuada es un requisito para vivir más años y vivirlos mejor. Mantener un estado nutricional óptimo puede ayudar a preservar una vida independiente durante el mayor tiempo posible, mejorando el estado de salud y la calidad de vida de las personas mayores.

La malnutrición es un estado de salud derivado de una dieta incorrecta, desequilibrada o insuficiente, o por una metabolización inadecuada de los alimentos. En cualquier caso, se puede estar alerta ante una serie de signos que son capaces de alertar de un estado nutricional deficiente en las personas mayores, como:

  • Falta de apetito de manera reiterada.
  • Cansancio, consecuencia de una falta de nutrientes esenciales y de energía.
  • Pérdida exagerada de peso. Al no consumir los alimentos necesarios para el organismo, el cuerpo comienza a perder peso, ya que comienza a utilizar las grasas como fuente de energía.
  • Anemia (debido al déficit de hierro, vitamina B12, vitamina E y ácido fólico).
  • Rasguños, o heridas que tardan bastante tiempo en cicatrizar, pues el cuerpo no es capaz de producir los suficientes mecanismos biológicos para curar las heridas.
  • Aparición de úlceras o heridas cuando las personas permanecen mucho tiempo en una cama (encamados), localizadas en la zona de presión o roce.
  • Alteraciones en la vista debidas a la falta de distintos tipos de vitaminas, así como una pérdida de sensibilidad en las papilas gustativas y en el olfato.
  • Exceso de tiempo en soldar el hueso en una fractura.
  • Mayor facilidad de hemorragias (debido al déficit de la vitamina K).
  • Deterioro de la demencia, en caso de padecerla.
  • Problemas dentarios.

Los usuarios de los geriátricos La Vostra Llar disfrutan de apetitosas comidas caseras, siguen una dieta equilibrada, ajustada a sus posibles problemas de salud, con menús que varían cada semana y que hacen las delicias de nuestros residentes, a la vez que velan por su bienestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres saber más?

Si desea información sobre el grupo La Vostra Llar, rellene el siguiente formulario y daremos respuesta a su consulta en la mayor brevedad posible.