La sociedad actual asocia el término «tercera edad» con características idealizadas, distorsionadas de la realidad y que no hacen más que despreciar esta etapa de la vida por la que todos pasaremos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta de los riesgos que conllevan los estereotipos en torno a este colectivo, que en sólo 30 años representará el 22% de la población mundial.

Es frecuente relacionar vejez con la pérdida completa de autonomía física y con deterioro de la capacidad mental. La idea de que su mentalidad es más conservadora es otro canon asociado a la vejez, al igual que su predisposición a la intolerancia y al mal genio.

 

Pero no sólo estas características negativas dan lugar a una imagen errónea de la vejez y a un comportamiento homogeneizado a partir de cierta edad. Rasgos que podríamos calificar de positivos como la serenidad o la ingenuidad, también desvirtúan la personalidad de un ser humano con identidad propia y, salvo en el caso de sufrir una enfermedad, con las mismas facultades mentales que otras personas de menor edad.

Estos estereotipos afectan de una manera tan profunda en la sociedad que las mismas personas, llegadas a una edad, asumen este rol en su comportamiento cotidiano y se acomodan a estos clichés preestablecidos para encajar en su entorno.

Desde el grupo de residencias de ancianos La Vostra Llar apostamos por un envejecimiento saludable en el que los estereotipos hacia las personas mayores no tengan cabida y en el que la sociedad se conciencie de todo lo que nos aporta rodearnos de gente mayor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres saber más?

Si desea información sobre el grupo La Vostra Llar, rellene el siguiente formulario y daremos respuesta a su consulta en la mayor brevedad posible.