Trabaja con nosotros
Si desea más información acerca de nuestras residencias para personas mayores, contáctenos al
93 012 92 81

¿Cuál es la ética profesional que debe orientar las intervenciones en un centro residencial?

La ética profesional que debe orientar las intervenciones en un centro residencial, según el observatorio de Bioética y Derecho de la Universidad de Barcelona, ​​debe fundamentarse en una serie de aspectos que expondremos a continuación y que son la base de la relación con las personas mayores.

– “Hay que respetar la voluntad y las preferencias de las personas mayores en la toma de decisiones que les competen” (Casado, Rodríguez y Vilà, 2016, p.21). Esto quiere decir que se respetará la dignidad y la autonomía de todas las personas que se encuentran en la etapa evolutiva de la vejez, incluidas las que se encuentran en situación de dependencia y las que son vulnerables.

– Según Casado, Rodríguez y Vilà (2016, p.21) evitarán las discriminaciones por razón de edad, el estigma y los prejuicios y estereotipos que rodean esta etapa. Además, no se realizarán actitudes paternalistas o infantiles hacia las personas mayores, ya que estas actitudes se entienden como maltratos.

Así pues, el equipo multidisciplinar del grupo de residencias y centros de día La Vostra Llar considera que la ética que debe orientar las acciones de los profesionales de los centros residenciales debe estar orientada a dignificar la persona y procurar su autonomía y desarrollo.

Para entender mejor una buena acción o decisión de un profesional, tomaremos de referencia a Cànimes (2017). Éste subraya que, a la hora de tomar decisiones sustitutivas, es decir por otro, éstas pueden ser protectoras o perfectoras.

  • Las protectoras

Persiguen evitar o disminuir un mal, son justas y actúan de acuerdo con los derechos humanos.

Estas decisiones sólo son éticamente justificadas en dos supuestos:

  1. Persiguen evitar o reducir un daño a la persona

Condiciones: La acción es necesaria, idónea, efectiva (no hay otra medida mejor), proporcionada (los daños que evitará son superiores a los que puede producir el hecho de decidir por el otro en su vida) y respetuosa con la dignidad de la persona. Además, la persona no puede dar su consentimiento, porque tiene alguna incompetencia básica para hacerlo y, como profesionales que conocemos la historia social de la persona, podemos demostrar que si ésta no tuviera la incompetencia tomaría la misma decisión y/o la aceptaría.

  1. Para evitar o reducir un daño al profesional o a terceras personas (esto no significa que el trabajador/a realice determinada acción por el bienestar de su propio bien o el de la institución a la que se adhiere).

Condiciones: Considerar la gravedad del daño, es decir, si éste sería un delito público, semipúblico o privado, tener en cuenta la temporalidad (explicar algo para evitar un daño o, simplemente, porque alguien te lo pide) y, por último, decisión proporcional adaptada a la situación.

 

  • Las perfectoras

Tienen el cometido de mantener o aumentar un bien de calidad de vida. Éstas, según Cànimes (2017), nunca estarían éticamente justificadas en personas mayores de edad.

Los profesionales del ámbito psicosocioeducativo y sociosanitario, que trabajan en un centro residencial o en un centro de día, es imprescindible que tengan estas ideas interiorizadas para dignificar y procurar la autonomía de las personas en el ejercicio de su labor. Para ejemplificar lo anterior, describiremos las siguientes situaciones:

Situación I: Si una persona que reside en un centro residencial quiere comer cuatro magdalenas para merendar, pero la dieta estipula una, nadie puede prohibírselo, ya que esta decisión sería perfectora. Cada uno puede elegir su alimentación, aunque existan dietas  más saludables. En este caso, los profesionales sólo podrían aconsejar a la persona.

Situación II: Una persona que forma parte de un centro de día y sufre una demencia grave, cae por las escaleras, se rompe un brazo y se niega a ir al hospital. Los profesionales, en este caso, sí pueden tomar la decisión por él, ya que están procurando garantizar su salud.