Trabaja con nosotros
Si desea más información acerca de nuestras residencias para personas mayores, contáctenos al
93 012 92 81

¿Qué servicios propios ofrecen las residencias La Vostra Llar?

Las residencias de ancianos La Vostra Llar ofrecen los siguientes servicios propios:

  • Servicio de medicina y enfermería: Para asesorar en todo lo referente a la salud de su familiar. Gestión de medicación.
  • Asistencia 24 horas de los gerocultores/as: En todo lo que necesite el residente, con profesionales debidamente titulados.
  • Trabajador/a social: Asesoramiento en relación con todas las ayudas o trámites sociales. Apoyo a los residentes en la dinámica de la vida cotidiana.
  • Fisioterapeuta: Aplicará el tratamiento más conveniente para intentar mejorar la autonomía y el estado físico del residente. Salidas.
  • Psicólogo/a: Mediante ejercicios psicosociales y estimulación cognitiva ayudará al residente a mantener o mejorar su estado psicológico. Salidas.
  • Educador/a social: Con sesiones y ejercicios creativos fomentará el tiempo de ocio, las relaciones sociales o la integración en el grupo del residente. Salidas diarias, acompañamientos y terapias multisensoriales.
  • Servicio de restauración: Ofrecemos todas las comidas. Disponemos de un servicio de restauración propio, elaboramos nuestros propios menús que varían cada semana y nos adaptamos a dietas especiales. Comida casera, mediterránea y de calidad.
  • Lavandería propia

 

Funciones específicas del fisioterapeuta, el educador/a social y el psicólogo/a

 Las funciones específicas del fisioterapeuta, el educador/a social y el psicólogo/a son las siguientes:

 

  • El equipo técnico (médico/a, trabajador/a social, educador/a, enfermero/a, fisioterapeuta y psicólogo/a) tiene que trabajar de forma planificada y conjunta para mejorar la situación social y de salud de las personas que residen en un centro residencial, es por ello que habitualmente las actividades que se promueven desde diferentes áreas son similares o conjuntas.

 

  • Educador/a social

Según Buedo-Guirado, C., Rubio, L., Aranda, L., & Dumitrache, CG (2018, p.193), el profesional de la educación social es el encargado de promover experiencias vitales y las capacidades de cada individuo. También se cuida de satisfacer necesidades y procurar la garantía de los derechos de las personas. Además, “desarrolla procesos cognitivos superiores promocionando el proyecto vital de cada individuo” (p.193). Todo ello, debe realizarse mediante actividades, talleres y salidas diferentes.

El educador/a social debe promover la autonomía y el equilibrio emocional de la persona, mediante la creación de proyectos de intervención en el mismo centro residencial y en la comunidad, vinculando e integrando la persona al entorno.

 

  • Psicólogo/a

La psicóloga o el psicólogo de una residencia geriátrica es el encargado de realizar la rehabilitación cognitiva. Ésta consiste, según (Rodríguez, SD), en orientar en la realidad a la persona, realizar tareas de reminiscencia, actividades de estimulación psicomotora, musicoterapia y programas de psicoestimulación integral. Este profesional también es el encargado de estimular a la persona físicamente, a través de ejercicios de psicomotricidad, además de incentivar programas de inserción comunitaria.

El psicólogo o la psicóloga deben promover la salud mental y realizar ejercicios que estimulen y mantengan las competencias psíquicas de la persona.

 

  • Fisioterapeuta

Las actividades que realiza el o la fisioterapeuta en un centro residencial son de recuperación funcional, de rehabilitación geriátrica y de actividad física.

La recuperación funcional es la que se realiza “mediante la aplicación de los medios físicos y las terapias manuales para recuperar la función perdida”                   (Aguiló, 2012. p.459)

Tabla en base a los conocimientos expuestos en el documento de Aguiló para atender la recuperación funcional (2012, p.459-460).

Patología Objetivos del tratamiento
Afectaciones reumáticas degenerativas – Mantenimiento de la amplitud articular y de la fuerza muscular

– Luchar contra la retracción, el dolor y las deformidades articulares

Afecciones reumáticas – Evitar el dolor y la inflamación

– Mantenimiento de la máxima actividad articular y muscular

– Corregir las actitudes posturales viciosas

Fracturas – Recuperación de la amplitud articular y de la fuerza muscular
Hemiplejia – Mantenimiento y mejora de las adquisiciones musculares y articulares

– Recuperación funcional de los miembros superiores (motricidad fina, soporte, etc.) e inferiores (equilibrio y marcha)

Insuficiencia respiratoria crónica (EPOC) – Eliminación de secreciones

– Enseñanza del patrón respiratorio correcto

– Adaptación progresiva al esfuerzo

Patología circulatoria (arterial y venosa) – Mejora de la circulación periférica
Amputaciones – Enseñanza de los cuidados del muñón

– Restitución de una función satisfactoria en el amputado, utilizando al máximo los miembros restantes en coordinación con la prótesis

 

La relativización geriátrica consiste en que cuando el paciente se ha recuperado de su patología, realice ejercicios específicos para el mantenimiento muscular y articular.