Trabaja con nosotros
Si desea más información acerca de nuestras residencias para personas mayores, contáctenos al
93 012 92 81

Profesionales clave en la Atención Centrada en la persona

Los auxiliares y las gerocultoras de los centros geriátricos La Vostra Llar son piezas clave en nuestro modelo de Atención centrada en la persona (ACP). Establecen, junto a otros profesionales, un modo de vida hogareño para nuestros residentes, más flexible y personalizado.

Intentamos adaptarnos y respetar los hábitos y preferencias de las personas, una forma de proceder en la que estos profesionales son fundamentales debido a la cercanía y a la atención continuada que prestan a los residentes.

Con nuestro modelo de atención personalizada, los auxiliares y las gerocultoras disponen de una mayor autonomía, pero también tienen una mayor responsabilidad. Atienden las necesidades diarias de los mayores, pero también acompañan, protegen, cuidan y apoyan a los residentes para que, en la medida de sus capacidades, puedan seguir dirigiendo su vida.

Una atención directa continuada, polivalente y bien formada que desarrolla cometidos de atención integral y personalizada para que las personas mayores tengan apoyos en la realización de su actividad cotidiana y no sólo en cometidos relacionados con cuidados básicos.

Auxiliares y gerocultores cuentan con el apoyo de otros profesionales para, desde un trabajo en equipo interdisciplinar, cooperar en el cuidado de cada residente, sin dejar de implicarse en el seguimiento y apoyo continuado de las personas a su cargo.

La atención centrada en la persona genera beneficios no sólo para las personas mayores (calidad de vida), sino también para los profesionales (mayor satisfacción, menor estrés y cansancio) y para las organizaciones (menos conflictos y mejores resultados).

Estos profesionales hacen que la vida de los residentes sea lo más fácil y cómoda posible. Sus principales tareas son las siguientes:

  • Con el paso de la edad muchos residentes tienen la movilidad reducida y no pueden levantarse de la cama y moverse, por lo que necesitan ayuda para realizar estas tareas.
  • Desde primera hora de la mañana, ayudan a los residentes a vestirse y asearse, ya que muchos de ellos no lo pueden hacer por si solos.
  • Ayudan a las personas dependientes a mantener su higiene personal.
  • Se encargan de alimentar a las personas dependientes que no son capaces de comer por si solas.

En los centros residenciales La Vostra Llar construimos relaciones asistenciales basadas en la confianza y el respeto. Por eso, además de las tareas descritas anteriormente, auxiliares y gerocultores, conocen la biografía, los gustos y el estilo de vida de la persona. Para un trato más cálido, se favorece la relación entre la persona usuaria y el/la auxiliar referente, intentado que se cree un vínculo afectivo.

Las familias pueden participar con las personas usuarias y el personal en las actividades de nuestros centros de día y residencias, así como tomar decisiones relacionadas con el cuidado de su familiar y aportar información sobre la biografía de la persona usuaria y su proyecto vital.

Además, tenemos en cuenta el entorno para facilitar la integración de los usuarios en la comunidad, con actividades que les proporcionan nuevos contactos sociales.

En los centros de día y residencias La Vostra Llar prestamos atención no sólo a las necesidades, sino también a las capacidades, preferencias y deseos de las personas mayores.

El modelo de atención centrada en la persona promueve la calidad de vida de las personas mayores y tiene también un efecto positivo en la realización personal de los profesionales de los centros residenciales.

Entre los beneficios de la ACP hay que destacar:

  • Mejora la calidad de vida de las personas mayores (bienestar, estado de ánimo, autonomía, independencia…).
  • Los residentes y las familias se sienten más satisfechos con la atención recibida.
  • Facilita y anima la presencia y colaboración familiar en los cuidados.
  • Aumenta la confianza de las familias hacia el centro y los profesionales.
  • Dignifica y cualifica la labor asistencial de los profesionales.
  • Motiva, genera ilusión y fortalece la autoestima profesional.
  • Favorece procesos de mejora e innovación.
  • Visibiliza, refuerza y pone en valor las buenas prácticas.
  • Crea espacios de comunicación y cooperación con las personas usuarias, las familias y el resto de profesionales, facilitando las relaciones y un buen clima laboral.
  • Promueve la participación, el intercambio y el trabajo en equipo.
  • Mejora la calidad de la atención.

Los centros La Vostra Llar consideramos fundamental proporcionar una atención humana, centrada en las necesidades y preferencias de las personas. Nuestro objetivo es incrementar la calidad de vida de nuestros mayores, en su mayoría, personas en situación de fragilidad, discapacidad o dependencia.

Compartir:

Deja tu comentario