Para ingresar en un centro residencial, los interesados pueden acercarse a cualquier centro residencial para que éste gestione automáticamente su ingreso o bien acudir a Servicios Sociales Básicos para recibir orientación y que tramiten el ingreso. En ambos casos, hay que presentar la documentación pertinente y cumplir los requisitos estipulados.