Trabaja con nosotros
Si desea más información acerca de nuestras residencias para personas mayores, contáctenos al
93 012 92 81

Txi Kung, fuente de juventud para las personas mayores

En las residencias y centros de día La Vostra Llar hemos disfrutado a lo largo del último trimestre de una terapia innovadora, el Txi Kung, que ha sido toda una sorpresa tanto por el recibimiento que ha tenido entre nuestros residentes como por los beneficios que les ha aportado.

El Txi Kung ha conseguido canalizar nuestras energías para buscar el equilibrio emocional, mediante la combinación de música relajante, movimientos físicos suaves, respiraciones sincronizadas y ejercicios de meditación y concentración.

En las diferentes sesiones se han ejercitado las extremidades inferiores y superiores, para trabajar la flexibilidad y elasticidad de nuestras articulaciones y músculos.

Con los ejercicios activos se ha reforzado la musculatura de todo el cuerpo, con el control de la respiración se ha trabajado la capacidad pulmonar y con los movimientos más complejos se ha mejorado la concentración y la coordinación. También nos ha enseñado a enfocar de forma positiva aquellas situaciones o pensamientos que son negativos y que afectan a nuestra mente y también a nuestro cuerpo.

Además, mediante el Chi Kung se reducen las pulsaciones del corazón y se favorece el bombeo sanguíneo. Con ello, mejoran las funciones de diferentes órganos como, por ejemplo, los que componen el aparato digestivo y también repercute de forma positiva en el sistema nervioso e inmunológico.

Estas técnicas denominadas también “fuentes de juventud” han sido un caudal de paz, salud y vitalidad para todos nuestros residentes.

Cómo broche final a este ciclo de sesiones,  la implicación de las familias y cuidadoras creó un clima mágico,  dónde la alegría, la complicidad y la eliminación de tensiones fueron protagonistas.

Una actividad idónea para las personas mayores a quienes aporta bienestar físico y mental, perfectamente dirigida por nuestra terapeuta Gemma, quien se encargaba de que los residentes hicieran todo lo que pudieran en la medida de sus posibilidades y al hacerlo siempre transmitía una frase de refuerzo positivo que recibían con gran satisfacción.

Desde las residencias y centros de día La Vostra Llar os invitamos a todos a probar esta terapia, con la que nuestros residentes han disfrutado mucho y que, sin duda, volveremos a practicar.

Compartir:

Deja tu comentario