¡La Vostra Llar responde!

Si estás pensando en una residencia de ancianos o un centro de día, te mostramos las preguntas más frecuentes que resolverán tus dudas.

Disfruta de un día gratuito
en nuestras instalaciones

Preguntas Frecuentes

¿Cómo elegir una residencia para la tercera edad?

Ingresar en un centro residencial supone una difícil decisión sobre todo para los familiares del residente. En La Vostra Llar queremos acompañaros en este proceso y ayudaros en todo lo que sea necesario. En nuestras residencias se vive confortablemente, se recibe la mejor asistencia sanitaria y se dispone de profesionales preparados para atender a las personas mayores en esta etapa de la vida. Nos centramos en la persona, conocemos su historia médica desde el primer día y nos interesamos por su historia social, para poder así entender y atender con la máxima eficiencia a nuestros usuarios.

Para muchos familiares y amigos supone un gran esfuerzo el poder elegir el mejor centro. Después de visitar distintas residencias, la mejor opción será la que más se adecue a las necesidades del usuario a ingresar.
Entre otros, os podemos dar algunos consejos a tener en cuenta, como, por ejemplo, que sea un centro que disponga de un personal sanitario y social experto (médico, due, fisioterapeuta, terapeuta ocupacional, psicólogo y trabajador social) para que puedan ofrecer una atención integral.
Revisar que sea un centro activo y que ofrezca diferentes actividades cognitivas, de psicomotricidad y, por qué no, también alternativas no farmacológicas, como la terapia asistida con animales.
Que disponga de cocina propia, lo cual es importante para garantizar que se reciba una alimentación adecuada en el caso de necesitar una dieta especial.
De cara a familiares o amigos, que el horario de visitas sea flexible, porque les dará total libertad a la hora de visitar a la persona ingresada.
Respecto a las instalaciones, vigilar que sean correctas, que haya limpieza, que dispongan de zonas exteriores o bien que, en los alrededores del centro, haya zonas verdes para poder pasear con sus familiares.

Tratamos a nuestros residentes con amabilidad, calidez, dignidad, respeto y afecto. Mejoramos su salud y fomentamos su autonomía, para que sientan que no están solos y que vuelven a ser valiosos socialmente. Nos esforzamos permanentemente en ser más eficaces para resolver sus problemas, más eficientes para satisfacer sus necesidades y en hacerles sentir que están en un hogar en el que experimentarán de nuevo bienestar, seguridad y confianza. El espíritu del servicio, el profesionalidad y el compromiso son las claves del modelo de atención de todos nuestros profesionales.

Para ingresar en un centro residencial, los interesados pueden acercarse a cualquier centro residencial para que éste gestione automáticamente su ingreso o bien acudir a Servicios Sociales Básicos para recibir orientación y que tramiten el ingreso. En ambos casos, hay que presentar la documentación pertinente y cumplir los requisitos estipulados.

Requisitos para acceder a centros públicos y privados:

La persona debe tener 65 años o más (aunque existen excepciones tramitadas desde Servicios Sociales Básicos de cada Ayuntamiento).

Se debe aportar la documentación pertinente que solicite el centro, que habitualmente es la siguiente: DNI de la persona que realizará el ingreso en el centro, DNI de los familiares o tutor/es responsables, número de cuenta bancaria, reconocimiento de grado de dependencia, en el caso que la persona disponga, tarjeta sanitaria, receta electrónica e informe médico, además de una serie de datos sobre la historia social de la persona.

Para acceder a un centro residencial de manera pública:

La persona debe tener una resolución de dependencia que sea de grado II o III. Con un grado I de dependencia, únicamente se puede acceder al recurso de Centro de Día.

En caso de que la persona esté cobrando una prestación económica vinculada, ésta se extinguirá al realizar el ingreso en una residencia pública.

Toda persona con un grado II o III de dependencia tiene derecho a apuntarse a 3 centros públicos (residencias, centros de día o una combinación de ambos). Una vez que la persona tiene asignada una plaza en uno de los centros en los que está apuntada en lista de espera, tiene que acceder a la plaza. En el caso de que no quiera hacerlo, sólo podrá mantenerse apuntada en una de las tres residencias o centros de día que había elegido.

Por el contrario, cuando la persona todavía no tiene asignada la plaza residencial o de centro de día, puede apuntarse y desapuntarse de las listas de espera que más le puedan interesar, sin ningún tipo de problema.

Una vez que se ingresa en una residencia o centro de día público, la persona se puede mantener apuntada en la lista de espera de otra residencia o centro de día. Realizaría el cambio pertinente, si lo desea, cuando le asignen la correspondiente plaza residencial o de centro de día.

Para acceder a un centro residencial privado:

No hace falta que la persona tenga reconocido un grado de dependencia. El acceso es más fácil y directo. Si hay una plaza libre, la puede ocupar pagando el importe que el centro tenga fijado.

Si el centro privado tiene acreditación, la persona puede solicitar la Prestación Económica Vinculada. En este caso, sí que necesitará tener reconocido un grado II o III de dependencia y, en función de su capacidad económica y de su pensión, podrá o no acceder a dicha prestación.

Uno de los requisitos para ingresar en un centro residencial público es tener asignado un grado de dependencia superior a I. Por lo tanto, en primer lugar hay que tramitar la Ley de la dependencia, una vez tramitada la valoración de la dependencia, la persona pasa a lista de espera para que le reconozcan el grado.
El paciente o la paciente puede esperar hasta tres meses para que le valoren el grado y un máximo de tres meses más para recibir la resolución de grado concedida. Es decir, en total, la persona puede llegar a esperar seis meses desde que la valoran hasta que le reconocen el grado de dependencia.
A menudo, las listas de espera en los centros públicos son muy largas, incluso de años de espera, por lo que la persona o los familiares pueden pedir a la trabajadora social (de servicios sociales básicos o del centro residencial) que los apunte en lista de espera, aunque el grado de dependencia no se lo hayan reconocido todavía. El reconocimiento de grado y la resolución de éste tarda un máximo de unos seis meses, y, como hemos señalado anteriormente, las listas de espera en geriátricos públicos, por regla general, son superiores a los seis meses.
En el momento que la persona o la familia deciden apuntarse a lista de espera, pueden hacerlo en más de un centro, de esta manera tendrán más posibilidades de optar a una plaza pública lo antes posible.
En caso de que la persona esté apuntada en más de un centro, ésta podrá optar a la plaza que desee cuando esté disponible. En caso de que ingrese en un centro y, posteriormente, le avisen de la disponibilidad de plaza en otro de la lista en la que se había apuntado, podrá trasladarse sin problemas. Las necesidades sociales, económicas, demográficas, etc. son diferentes, por lo que la persona tiene derecho a cambiar de centro, solicitar plaza diferente o denegarla.

El tiempo que transcurre en las listas de espera antes de ingresar en plaza pública depende de diversas variables. Influyen las bajas que se producen en el centro donde se haya solicitado la plaza, las personas que hayan solicitado la plaza en ese mismo centro y la población envejecida del municipio o ciudad. La probabilidad de una lista de espera, más o menos extensa, dependerá de los supuestos anteriores.
Para poder consultar de manera telemática el número de posición en que se encuentra apuntada una persona en lista de espera pública, será necesario registrarse a través del siguiente enlace.

La cartera de Servicios Sociales de Cataluña establece un sistema de copago del precio de la plaza, en que una parte del pago lo asume el futuro usuario, en función de sus ingresos (nunca se superan éstos) y el resto la Administración.

Preguntas La Vostra Llar

¿Cómo son los centros y qué servicios ofrecen?
En todos los centros La Vostra Llar se dispone del siguiente personal: gerocultor/a, médico, enfermero/a, fisioterapeuta, psicólogo/a, trabajador/a social, educador/a social y terapeuta ocupacional. Además de profesionales adjuntos, como peluquero/a, podólogo/a, reflexólogo/a, audiólogo/a, óptico y odontólogo/a.

Desde el ingreso del residente, trabajamos para conocer su historia social y hacerla extensible a todo el equipo de profesionales, con el fin de que prevalezcan sus gustos, aficiones, intereses… y así poder hacer más confortable su estancia en nuestro centro.
Conocer su pasado, para poder entender su presente y ofrecerle así la mejor asistencia en familia, implicando al residente en las decisiones que pueda tomar, por insignificantes que puedan parecernos.

Los servicios complementarios que ofrece el grupo La Vostra Llar son los siguientes:
  • Servicio de peluquería
  • Servicio de podología
  • Servicio de reflexología
  • Servicio de odontología
  • Servicio de audiología
  • Servicio de óptica

El precio de los centros residenciales La Vostra Llar incluye los siguientes servicios: Atención directa las 24 horas en las actividades básicas de la vida diaria (ABVD), servicio médico y control de patologías crónicas, revisión odontológica anual, servicio de rehabilitación y fisioterapia, apoyo psicológico, trámites y gestiones, ocio, terapias multisensoriales, terapia con perros, Txi-kung, aromaterapia, musicoterapia, salidas y actividades con el tejido asociativo del entorno (escuelas, centros, asociaciones, etc.), acompañamiento y apoyo general. Además, lavandería diaria, higiene, cuidado y mantenimiento del hogar, así como servicio de restauración.
Subrayar que el equipo multidisciplinar de los centros residenciales La Vostra Llar ofrece asesoramiento individualizado y jornadas informativas a las familias y la comunidad del entorno en temáticas de interés (herramientas para gestionar la carga emocional que supone la convivencia con una persona que padece Alzheimer u otras patologías, información sobre demencias, etc.).

Los familiares de los residentes pueden estar en contacto continuo con el centro para preguntar por su seres queridos en cualquier momento, existen diferentes canales para ello.
  • Telefónico.
  • Correo electrónico.
  • Redes sociales: Facebook, Blog, Web, YouTube, Twitter, Pinterest, Instagram y Linkedin.
  • Presencial
  • ¿Más preguntas?

    Si tienes alguna pregunta que quieras que te resolvamos, puedes contactar con nosotros.

    Nuestras residencias

    Brindamos las mejores instalaciones y los mejores profesionales para garantizar una mejor calidad de vida. Somos una nova vida, una nova llar.

    ¿Quiere saber más?

    Si desea información sobre el grupo La Vostra Llar, rellene el siguiente formulario y daremos respuesta a su consulta a la mayor brevedad posible.

    Contacta con nosotros y te informaremos de las ofertas disponibles